Muchas personas dicen consumir esta bebida mexicana para sentirse machos, agarrar valor para dirijir una palabra a la mujer que les agrada, pero quizás de ahora en adelante sea también objeto de deseo, avaricia y hasta anillo de compromiso ¿Por qué? Investigadores mexicanos han descubierto que el contenido de metanol -38 a 43 %- en el tequila es suficiente para crecer una capa fina de cristales de tamaño nanométrico -nueve veces más pequeño que un metro- de diamante.

Los investigadores mexicanos Luis Miguel Apátiga, Javier Morales y Víctor Manuel Castaño, emplearon un metódo de depositación química a vapor sobre substratos de acero inoxidable y silicio. Los cristalitos obtenidos tienen una gran pureza, son de forma casi esférica y aunque son muy pequeños para ponerlos en un anillo, no es impedimento para que sean usados en aplicaciones de importancia tecnológica. . .

__________________________
Nota completa en el MILENIO. . .

—————-
Ahora sonando: Yann Tiersen – La Rade (Version Studio)
via FoxyTunes